Umpqua Hot Springs


Una vez terminado el tour en barco por Crater Lake, tomamos la carretera 138 al norte de Diamond Lake para cruzar el Umpqua National Forest, una zona quizás no muy conocida de Oregon pero que alberga algunos parajes realmente espectaculares.

Uno de ellos son las Umpqua Hot Springs, unas aguas terminales cerca del North Umpqua River y cerca del Toketee Lake.

Puente que da inicio al camino hacia los hot springs.

Dado los calores del verano, y que las aguas termales están bastante templaditas, la mejor hora para visitarlas es temprano por la mañana. Otra razón importante para hacerlo a primera hora es la encontrar menos gente en las pozas, pues cuando más tarde, más gente vamos a encontrar y más complicado va a ser de disfrutarlas con tranquilidad.

Umpqua River.

Un importante aviso para navegantes, en esta zona, y aunque parezca curioso siendo Estados Unidos, esta permitido el estar desnudo en las pozas, así que si alguien se puede molestar por este tema, mejor que lo tenga claro, pues cuando fuimos a visitarlas si encontramos gente que estaba metido en las pozas en pelota picada.

Las pozas inferiores son las que mejor vistas tienen del valle pero las que tienen el agua más templada.

Otro detalle es que las pozas cierran antes del anochecer, y esta estrictamente prohibido el acceso después de la caída del sol, y según parece en alguna que otra ocasión se han llevado esposados a infractores de esta regla. La cuestión es intentar proteger esta área natural privilegiada y que no se convierta en un lugar de cachondeo nocturno.

Un bañito caliente por la mañana.

El sendero hasta las pozas de es no más de un kilómetro, aunque la mayoría del camino es en ascensión y algunos de los tramos son bastante estrechos y con piso no muy seguro (rocas y arena), así que lo mejor es llevar calzado preparado para este tipo de terreno.

Incluso cuando llegamos a la zona de las pozas, las rocas están muy resbaladizas, así que no esta de más llevar algún tipo de calzado para el agua, pues una caída aquí puede ser un tanto dramática.

Cuanto más arriba este la poza, más caliente esta el agua, pues esta más cerca del manantial de aguas termales.

Las aguas termales salen de la parte superior, así que las pozas situadas más arriba son las que tienen un agua más caliente, y la verdad es que esta bastante caliente. Según vamos descendiendo la temperatura del agua también desciende, y la situada más abajo ya cerca del precipicio es la que tendrá el agua más templada, quizás la mas idónea si la visitamos por la tarde cuando hace más calor.

Vista de las pozas superiores.

El color y algo del olor hacen pensar del origen sulfuroso de estas aguas termales, pero el aroma a huevos podridos no es muy profundo y casi no se nota.

Esta estaba realmente caliente.

Cuando llegamos solo quedaba una pareja de nudistas que acababan de salir de las pozas y se estaban secando, así que pudimos disfrutar de todas ellas sin ningún problema, probándolas todas para poder saber su temperatura y disfrutarlas.

Poza junto a la salida del manantial de aguas termales.

El día siguiente volvimos con varios familiares por la tarde, y la verdad es que como ya he comentado, nos encontramos muchísima más gente y casi todas las pozas estaban ocupadas, con lo cual no nos pudimos bañar. Para los curiosos, también había nudistas a esa hora.

Listos para el regreso.

En el camino de vuelta hay que volver a cambiar el calzado para no tener problemas de resbalones y caídas, y si el calor empieza a apretar, siempre nos podemos remojar un poco en el Umpqua River antes de volver al coche, eso si, el río esta bastante frío, sobre todo si lo comparamos con las aguas termales.



Comentarios