Klamath Falls


Atrás quedó ya Mount Shasta y California, entrando en Oregon de camino a Crater Lake, la parada más importante es la zona de Klamath Falls. A pesar del nombre de la ciudad, no hay ninguna cascada ni cerca ni lejos, pero si unos lagos y parajes en donde poder apreciar una intensa fauna, sobre todo para los amantes de las aves.

Al sur encontramos los Lava Beds National Monument, todavía en el estado de California. La mayoría de esta área esta cubierta de campos de lava, y podemos encontrar gran cantidad de tubos de lava bajo de la superficie, muchos de ellos con entradas y salidas bien indicadas y los cuales podemos explorar, siempre y cuando dispongamos de luces y equipo adecuado para ello.

En el centro de información al turista en Klamath Falls.

Un poco más al norte y todavía en California esta Tule Lake National Wildlife Refuge. En estos lagos podemos disfrutar de una gran variedad de aves durante distintas etapas de su migración.

Al sur de Klamath Falls están Klamath Basin Bald Eagles, en donde en los meses de invierno podemos encontrar gran cantidad de Bald Eagles en su migración.

Cerca de Rocky Point, en donde el Upper Klamath Lake forma un brazo de agua. Aquí encontramos varios
alojamientos con cabinas en donde poder disfrutar de la pesca, el remo y simplemente la contemplación del lago y
de las aves que lo habitan.

Al norte de Klamath esta el Upper Klamath Lake, el cual y debido a su superficie irregular, crea gran cantidad de pequeñas bahías y otras áreas perfectas para la pesca o el disfrute del remo, pues las aguas del lago son bien tranquilas.

Entrada del Favell Museum en Klamath Falls.

En el propio pueblo, lo más destacado es el Favell Museum, en el cual podemos disfrutar de una de las colecciones más importantes de artefactos de los pueblos nativos americanos así como de estatuas y pinturas inspiradas en el Wild West.

La entrada del museo no es precisamente barata, son $10, y aunque el tamaño de este no da para tanto, es realmente el hecho de poder colaborar para mantener el arte de los auténticos y antiguos pobladores de estas tierras.

A la hora de comer, y pensando en nosotros los celiacos, una buena opción es Crazy R Pizza,  en donde podremos disfrutar de pizza gluten free.



Comentarios