Vamos de paseo, en un coche nuevo. 2000

Y de que va:
  • Mi primer autobus.
  • No quieres sopa, pues toma un segundo tanque!.
  • El cuatro por cuatro que se quedo en cuatro por dos.
  • Mi juguete preferido.

En el anterior post sobre el Golden Gate Bridge, mencione el primer coche que pude conducir en Estados Unidos, y dandole vueltas, que mejor que continuar con el tema del motor ahora que esta tan de moda, sobre todo por todo el dinero que las grandes de Detroit no hacen mas que pedir.


Oldsmobile Alero.

Un Oldsmodile Alero fue el coche que la compañia decidio alquilarme para mi visita previa de trabajo.

Cuando recibi la notificacion en España, no sabia muy bien si eso de Oldsmobile tenia que ver con un "coche viejo" o que, pues la verdad es que hasta ese momento desconocia esa marca.

Para el que no lo sepa, de las numerosas marcas de coches americanos, al final todo se reduce a tres: Ford, General Motors y Chrysler. Cualquier otra llamese Cadillac, Jeep, Oldsmobile pertenece a una de estas tres.

En el caso de Oldsmobile, esta pertenece a General Motors.

Lo cierto es que guardo muy grato recuerdo del Alero. Quizas porque esas, mis primeras tres semanas en California fueron especialmente agradables, y todavia me parece recordar las mañanas conduciendo desde el Double Tree Hotel por la 101 hacia el trabajo con Lenny Kravitz sonando en el stereo del coche.


Chevrolet Impala.

Durante las primeras semanas de asentarme en California, un Chevrolet Impala fue el coche la compañia tuvo a bien alquilar para mi.

Y si bien el Alero me parecio grande, el Impala era poco mas o menos que un petrolero.

El maletero era tan grande que a veces volviendo de la compra, si alguna bolsa del Safeway se perdia al fondo de el, casi tenia que meterme dentro del maletero pues no llegaba a alcanzarla.

Hubiera estada gracioso haberme quedado encerrado en el maletero de mi coche por intentar alcanzar una bolsa del supermercado.


Mazda Tribute.

Por fin llegamos al autentico primer coche propio, un Mazda Tribute.


Quizas Mazda es de las marcas japonesas menos conocidas, pero eso no quita que tenga una linea de modelos muy atractiva para el consumidor.

Ademas, durante casi 30 años ha tenido una importante colaboracion, por llamarlo de alguna manera, con Ford, y lo cierto es que algunos modelos de Ford y de Mazda comparte mas de una y mas de dos similaridades.

La compra de un coche en Estados Unidos es bastante diferente de lo que es en España. Aqui simplemente se va al concesionario (llamado car dealer) y lo usual es que uno salga con el coche puesto.

La agresividad de los vendedores en que comprara el coche "ya mismo" fue lo que mas me sorprendio y en ocasiones molesto al principio. Un ejemplo fue en el concesionario de Ford, en donde estuve a punto de comprar un Ford Escape, pero la insistencia del vendedor fue lo que me echo atras.

Su argumento principal es: "Si te gusta de verdad, llevatelo", en fin, parece facil pero soltar quince o veinte mil dolares asi de un plumazo, o financiarlos, pues se me hacia un poco duro de tragar, para decir la verdad.

Finalmente y despues de unas cuantas tardes gastadas en varios concesionarios me decidi por el Mazda Tribute.

A fin de cuentas cuando vine a vivir a Estados Unidos siempre tuve la ilusion de tener un todo terreno, y aunque la denominacion tecnica del vehiculo es la de Sport Utility Vehicule o SUV, y aunque no tiene traccion a las cuatro rueda, cumplia a la perfeccion con los requisitos iniciales, y el precio estaba en el rango de lo que pensaba gastarme.


Y la verdad es que he tenido mucha suerte con el cochesito, el cual no me ha dado muchos problemas y eso que le he echado ya mas de 70,000 millas en el cuerpo y muchas veces por autenticos caminos de cabras.

Quizas se merezca una ducha mas a menudo de lo que tiene hasta ahora!.


Mazda Miata.

Finalmente llegamos a mi juguete preferido.



Siempre tuve al duda de comprarme un todo terreno o un descapotable. Al final el lado practico gano y compre el Mazda Tribute, pero siempre quedo ese pequeño demonio capitalista susurrandome al oido lo divertido que seria conducir un descapotable.

Casi tres años despues y tras una laboriosa busqueda, investigacion y lanzamiento de moneda al aire, encontre un maravilloso Mazda Miata rojo en el mismo concesionario donde habia comprado mi otro coche.

Si, era un modelo de segunda mano, lo cual hacia de el un juguete mucho mas economico, y el primer dia que lo probe no llego a convencerme demasiado, aunque para ser sinceros era un dia de lluvia horroroso y no pudimos ni levantar la capota.

Pero para mi perdicion, volvi un segundo dia de sol radiante, y volvi a probarlo, esta vez con la capota bajada, y ahi estuvo ya todo el balacado vendido. Sentir el sol y el viento, a penas a unos centimetros del asfalto de la carretera pudo conmigo, y finalmente me hizo con mi caprichito.

A pesar del diminuto maletero en el cual a penas cabe mucho mas que la maletita de la señorita Pepis, y de unos terribles dientes de plastico que el anterior dueño le habia colocado en la parrilla frontal, los cuales procedi a desprenderme a la primera ocasion que tuve; tengo que decir que a sido el juguete que me a proporcionado momentos de autentica nirvana en su conduccion.


Como lei en alguna de las criticas, el Miata es el coche lento mas rapido y diverto que se puede conducir, lo cual es mas que cierto, ya que no es el tipico deportivo que te hace perder el peluquin por su aceleracion, pero conducirlo un dia de primavera en una carretera sinuosa a lo largo de la costa es un autentico placer para todos los sentidos.

Comentarios

  1. Para animar un poco a la concurrencia, una simple pregunta: Cual es tu marca de coches preferida?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario