Glacier National Park


Finalmente hoy llegamos a Glacier National Park. Después de un periplo de casi tres días atravesando todo el estado de Washington, Idaho y mitad de Montana, hasta llegar a este parque, compartido con Canada, el cual aloja la parte llamada Waterton, y los dos conjuntamente son conocidos como Glacier-Waterton International Peace Park.

Pero antes de llegar al parque nacional, un aperitivo a poco más de una hora, Flathead Lake, considerado como uno de los diez lagos más bonitos de Estados Unidos y uno de los lagos naturales más grandes del país.

Flathead Lake

Como en cualquier lago de Estados Unidos, el principal atractivo son los botes, tanto de remo, tipo canoa o kayak, o las embarcaciones de motor, y este no es diferente de cualquier otro, por lo que vamos a encontrar diversas marinas a lo largo de él.

Increíble lo transparente que encontramos el agua en este lago, cerca de Lakeside.

Uno de los pueblos mas turísticos es Lakeside, casi al norte del lago, en donde la gente también se dedica a tomar el sol tranquilamente y disfrutar de un agradable baño en las aguas fresquitas del lago.

Marcela pidiéndome todo el viaje que parara a comprar cerezas, así que pasado Flathead Lake paramos en un pequeño puesto al lado de la carretera. La dueña resulto tener montado un perfecto marketing, con foto a los turistas con letrero promocional, sombrerito vaquero de paja y multitud de folletos con información sobre el area.

Justo a la entrada del parque encontramos varios pequeños pueblos que sirven como los lugares de alojamiento para la mayoría de los turistas que visitan Glacier. Kalispell, el más grande e importante, junto con Columbia Falls, pero también los más alejados. Glacier y Hungry Horse son otros pequeños pueblos, aunque son más bien hubs para el alojamiento y alimentación de los visitantes. Los más cercanos son West Glacier en la entrada Oeste y East Glacier en la entrada este.

Oficina de turismo e información de Canada.

En West Glacier podemos visitar la oficina de información y de turismo de Canada, pues estamos apenas a un par de horas de la frontera canadiense, y hay que tener en cuenta que parte del parque a visitar esta en Canada. En la oficina podremos encontrar mapas y guías de la zona de Alberta, la cual es la fronteriza con el estado de Montana, así como resolver cualquier duda que tengamos con el pasaporte o visa para entrar en Canada.

Preparados para Canada.

Un par de kilómetros pasado West Glacier, esta la entrada del parque nacional. Sin el pase anual, la entrada al parque cuesta $30 por siete días consecutivos, el más caro que habíamos visitado hasta entonces.

Una vez dentro del parque enseguida encontramos la oficina de información, la cual es muy recomendable pasarse para hacer acopio de información de los posibles senderos que queremos caminar, pues muchos de los pequeños lagos del parque solo son accesibles a través de rutas a pie, pero es mejor recabar información sobre las condiciones de estos caminos.

Algo muy a tener en cuenta, es que este es territorio de osos, y no solo de osos negros, Black Bear, si no también de los enormes Grizzly Bear, con lo que todo esto supone. Las charlas son casi diarias para educar al visitante sobre los posibles peligros que representan estos animales, no todos son como el oso Yogui, y es mejor verlos a la suficiente distancia de seguridad, pues estos pueden atacar al visitante si son sorprendidos, se sientes amenazados, o lo que es peor, siente que sus cachorros están en peligro.

Spray ahuyenta-osos.

Las mejores recomendaciones son hacer ruido para que el oso nos oiga antes y no se sorprenda con nuestra presencia, no caminar solo o en horas nocturnas, y siempre es recomendable llevar un spray para poder ahuyentarles.

Como íbamos a pasar un par de días en el parque, decidimos explorar en nuestro primer día la parte más cercana a la entrada oeste en donde pasaríamos la noche.

La carretera que cruza Glacier se llama Going-to-the-sun Road (Carretera que camina hacia el sol), y la cual será el inicio para cualquier parada o sendero que queramos recorrer.

Lake McDonald desde Apgar Village.

Apgar Village es el punto más cercano a la entrada. Alojamientos, camping, tiendas de recuerdos y tiendas de alimentación hacen de este enclave el hub de mayor actividad en la parte oeste del parque.

Y yo me pregunto como pudo pescar eso.

Apgar Visitor Center, se encuentra antes de entrar en Apgar Village, y podremos encontrar información sobre los servicios del parque, tales como el servicio de autobuses que recorre la carretera y permisos para acampada libre.

Nubes sobre Lake McDonald.

Lake McDonald. Al norte de Apgar Village se extiende hacia el noroeste este lago, el cual sirve como primera referencia fotográfica para lo que nos espera en el parque.

Lake McDonald Lodge.
Interior de Lake McDonald Lodge.

Lake McDonald Lodge. Justo casi en el extremo norte del lago se encuentra Lake McDonald Lodge. Este hotel tiene un aire de Chalet Suizo, y su interior nos recuerda a cualquier hotel de caza, con numerosas cabezas de animales colgadas en sus paredes.

Aquí podremos encontrar embarcaciones que nos darán un tour por el lago, establos para dar paseos a caballo y restaurante y tiendas de alimentación para aquellos que quieran hacer un picnic o se alojen en uno de los cercanos camping como el de Sprague Creek, uno de los mas solicitados por encontrarse casi por entero a la sombra del bosque.

McDonald Creek Overview. Este arroyo discurre tranquila y plácidamente la mayor parte del verano, pero en la época de primavera s caudal es considerablemente superior y con increíble fuerza, pues no es raro ver que arrastre arboles y piedras en su curso.

Cañón en el sendero Trail of the Cedars.

Avalanche Creek. Este es el nudo de senderos que nos permiten pasear por los bosques de cedros, principalmente si seguimos Trail of the Cedars, el más corto y preparado para el acceso a cualquier visitante. Nature Trail o Avalancha Lake comparte su primera parte con el anterior, pero se extiende durante varias millas más para visitar algunos de los lagos ocultos del parque.

West Tunnel con una cascada en su salida norte.

West Tunnel. Llegados a este punto la carretera empieza a ascender y se convierte en una estrecha via para conducir, pues un lado tenemos básicamente la roca de la montaña y al otro una tremenda caída por el precipicio. Este túnel fue construido en 1926, y sus aproximadamente 65 metros son una oda al esfuerzo de los hombre que lo construyeron con la tecnología de los inicios del siglo XX.

The Loop.

The Loop. El único punto en el que la carretera cambia de dirección en todo su recorrido. Las vistas de Heavens Peak y otras montañas hermanas son espectaculares desde aquí. Además sirve como inicio de un agotador sendero de cerca de 6 kilómetros hasta Granite Park Chalet.

Bird Woman Falls.
Bird Woman Falls Overlook. Bird Woman Falls son unas cascadas de cerca de 160 metros de caída en el valle que forman Mount Oberlin y Mount Cannon.

Cascadas situadas poco antes de Weeping Wall.

Weeping Wall. Una pared vertical de la carretera que sirve como una cascada continua de agua en la primavera o primeros del verano. Es el lugar perfecto para empapar al co-piloto.

Vistas desde el Bid Bend.

Big Bend. Esta es una de vistas más espectaculares de toda la carretera. Desde aquí podemos disfrutar con Mount Cannon, Mount Oberlín, Heavens Peak y Weeping Wall, todo en un mismo fotograma.

Big Bend fue el punto elegido para dar la vuelta y regresar hasta nuestro hotel en Columbia Falls, en donde todavía nos esperaba la última sorpresa del día, el cual se había ido cubriendo poco a poco desde primeras horas de la tarde. A últimas horas de la tarde, el cielo estaba cubierto con negras nubes de tormenta, así pudimos disfrutar desde nuestra diminuta terraza de una espectacular tormenta de rayos y relámpagos primero, y después de un maravilloso doble arco iris, una autentica maravilla para acabar el día.


Comentarios