American Graffiti. Petaluma 2009

Y de que va:
  • Un viaje atrás en el tiempo hasta 1962.
  • Studebakers y Thunderbirds.
  • Cruising

American Graffiti es una de las películas de culto en Estados Unidos. Filmada en 1972, en su mayor parte en la ciudad de Petaluma, basa su argumento en la forma de vida de los jóvenes a principios de los años sesenta, fundamentalmente en los pequeños pueblos.

Ford Thunderbird. Este es el coche de la misteriosa rubia.

A parte de estar dirigida por unos de los personajes que años después se ha convertido en una de las leyendas de Hollywood, George Lucas, cuenta entre sus actores protagonistas con dos personas de reputada fama posteriormente como son Richard Dreyfus y Ron Howard, el ultimo de los cuales ha dirigido sus pasos fundamentalmente a la dirección de películas.

Pero quizás justo con su director, el actor que mas fama posterior a la película ha alcanzado es un joven, secundario y casi uno de los malos de la película, Harrison Ford, el cual interpreta al arrogante Bob Falfa.

La película, para los que no la hayan visto, se centra en la forma de vida y sobre todo de divertirse de los jóvenes de la época de los sesenta, de 1962 para ser mas preciso. En aquellos días el rock & roll empezaba a hacer furor entre los mas jóvenes, especialmente encabezado por el rey, míster Elvis Presley.

A parte del componente musical, otro de los principales argumentos de diversión de los jóvenes era el llamado "cruisin", que no es mas que recorrer con el coche las calles mas céntricas del pueblo, mostrando coche, y a poder ser la chica al resto del grupo.

Otro elemento fundamental eran los diner, en este caso representados por "Mels Drive-in", en el cual las camareras en patines servían la comida a los distintos coches aparcados. Este era el punto de encuentro de las grupos de jóvenes.

Y teniendo en cuenta la fama que alcanzo la película, hace ya algunos años que por estas fechas a mediados de la primavera se celebra el "Petaluma saluda a American Graffiti", en el cual y durante varios días se celebran ciertos actos referentes a la movie en cuestión.

El año pasado se procedió a la reconstrucción de una de las escenas mas famosas de la película, en donde un coche de policía era enganchado y rompía su eje trasero. La toma se repitió dos veces en su remake de 2008, en donde la segunda toma fue la buena.


El principal evento se centra a lo largo de todo el sábado, en donde gran cantidad de coches venidos de muchos puntos de California se concentran en el centro de la ciudad, para disfrute de los visitantes. El denominador común de todos esos coches es que tienen que ser coches producidos antes de los sesenta o como mucho principios de los setenta.

Y lo cierto es que la colección de coches es realmente impresionante, aunque al principio intente llevar la cuenta, no tarde mucho en desistir debido a la enorme cantidad de vehículos que se encontraban por todo el downtown.






Viejos Cadillac, Pontiac, Oldsmobile, Chevrolet, Studebaker, Ford, ... cualquiera de los clásicos se podía encontrar allí y la inmensa mayoría de ellos en un estado de conservación impecable. Desde las ruedas, pasando por la carrocería hasta acabar por el motor, todo brillaba al terrible sol del mediodía californiano.

The Pink Studebaker.

Y es que el día fue de nota, alcanzamos y superamos los treinta grados, todo ello con un brillante sol en el cielo, el cual reflejaba el rojo, amarillo, azul o multicolor de los hotrods, cobras, thunderbirds, corvettes o mustangs.





Muchos de ellos habían sido totalmente renovados. Es un conocido pasatiempo de los americanos el comprar viejos coches a punto de ser desguazados e invertir horas y dollares en renovarlos y dejarlos totalmente niquelados.

Algunos de los hotrods eran realmente remarcables, con un trabajo excepcional.




Otros modelos lucían impresionantes motores, muy lejos de los originales algunos parecían estar sacados de un autentico avión comercial, y tener muy claro que una vez arrancados sonaban casi de la misma forma. Eso si, yo creo que gastaban gasolina con solo mirarlos.

Y como cierro el capo?

La fiesta se extendió durante todo el día. Desde la primera hora de la mañana en donde los coches iban llegando y se podía disfrutar de ellos aparcados, intercambiando palabras con los dueños los mas dados a la mecánica o conocimientos de autos de los sesenta.

Chevrolet Corvette (50's).

Chevrolet Corvette Sting Ray (60's).

Ford Mustang (60's).

Shelby Cobra (60's).

A lo largo de las varias manzanas cerradas al trafico rodado se podían encontrar diversos escenarios en donde varios grupos tocaban música de la época, ya se sabe, los Elvis, Chuck Berrys y demás.

Sobre todo destacaban los hermanos Jones, mas que por la calidad de su música por sus atuendos, esas camisas de lentejuelas moradas y verdes eran un autentico peligro para los ojos del poco publico que les prestaba atención.

The Jones Brother: No los mires que es peor.

También es habitual que cada año distintos actores, normalmente los menos conocidos, acudan al evento. El mas dado a el suele ser Bo Hopkins, el líder le Pharaohs. Pero este año solo contamos con Candy Clark, la cual interpretaba a Deb, la típica rubia de la época. La cuestión es que los años no pasan en balde, y desde luego Candy ya no es misma que hace mas de treinta años. Ahora se limita a vender y firmar fotos y posters de la película, así es la vida.

A partir de las cuatro de la tarde, se iniciaba el cruising, en donde los distintos modelos allí aparcados arrancaban sus motores y circulaban por varias de las calles de la ciudad que fueron usadas para la filmación de la película en 1972.


Un poquito de cruisin, un poquito de ruido.



Esos autos locos!.

Comentarios