Otra copa mas, 2008

Y de que va:
  • Rohnert Park o la perfecta ciudad dormitorio.

Rohnert Park.

Rohnert Park y Cotati son como Alcobendas y San Sebastian de los Reyes, es decir, que uno no sabe muy bien cuando esta en uno u en otro, con la diferencia que Cotati es bastante mas pequeño que su complementario.

Y a pesar de la diferencia en tamaño y de poblacion, donde Rohnert Park pasa de los 40,000 habitantes y Cotati a penas llega a los 7,000, lo cierto es que Cotati tiene muchas mas espiritu y encanto que Rohnert Park.

Todavia recuerdo la primera vez que llegamos a Rohnert Park. Fue en el 2000 y el hotel en que nos alojabamos, el Double Tree Hotel, se encontraba en Rohnert Park. Durante un par de dias intentamos buscar el centro del pueblo, lo cual nos resulto imposible entonces, como lo es ahora, ya que no hay tal cosa, como tampoco hay algo que se parezca minimamente a un dowtown, casco antiguo-historico o similares. Lo mas cercano es la salida de la 101 hacia Expressway y el Mall del Safeway, en fin, bastante triste. Asi como quien dice, es la perfecta imagen de la ciudad dormitorio.

Y en lo que se refiere a vida nocturna, tampoco hay mucho que contar. Menos mal que al menos sitios para cenar decentes si que se pueden encontrar, pero para tomarse unas copas, poco, pero que muy poco que rascar.


Latitude.

Latitude es el unico lugar decente para tomarse una copa en Rohnert Park. Y aunque sea casi el unico, eso no quita que sea uno de los mejores de la zona.

Durante el dia y buena parte de la tarde-noche, Latitude es un restaurante, un buen restaurante. Adicionalmente cuenta con la ventaja de estar muy bien situado, justo en uno de los extremos del campo de golf del Double Tree Hotel, en frente de un diminuto lago, pero el entorno le da bastante encanto, sobre todo por las vistas de las colinas del valle de Sonoma.

Por la noche, fundamentalmente los fines de semana, funciona como un pub, de estilo bastante moderno, para ser sinceros. Aprovecha la extensa terraza al lago donde poder sentarse tranquilamente a la luz de las velas y el calor de las lamparas de gas, que siempre se agradece.

La clientela suele ser, digamos de lo mas selecto de la zona, Por su puesto hay cover a la entrada y los porteros tienen el mismo fondo de ojos que los de cualquier otro portero de cualquier gran metropoli, es decir, dejan pasar muchas veces a quien les da la gana.

A parte de tomarse una copa, el local cuenta con la pergola central, la cual esta habilitada como pista de baile para disfrute de la concurrencia.

Por cierto, aqui, hace un par de años presencie la segunda pelea de bareto americano, esta vez, fueron dos gatas pegandose por un maromo, y lo peor es que esta vez las chicas si que estaban de muy, pero que muy buen ver, y sinceramente el no se merecia para nada el espectaculo que montaron. Una pena que faltara una pista con un poquito de barro para dar mas morbo al asunto!.

continuara...

Comentarios