Watson Falls


En el Umpqua Forest podemos encontrar más de veinte cascadas a lo largo del Umpqua River y algunos de sus afluentes. La mayoría de ellas son accesibles a través de cortas caminatas, de uno a dos kilómetros, además de otros senderos alrededor del Umpqua River, alguno de ellos recorriendo buena parte del río por decenas de kilómetros.

Una de las más espectaculares es la llamada Watson Falls, la cual la encontramos en la carretera 138 en la milla 60.5. La longitud de la caminata es de poco más de un kilómetro de ida y vuelta, pero hay una buena parte que es de subida, y hay una última parte opcional en la que podemos subir hasta lo alto de la cascada, y esta parte si va a requerir un esfuerzo adicional.

La cascada en sí es la más alta en el suroeste de Oregon y la tercera en todo el estado con una caída de cerca de cien metros.

Durante la subida encontramos constantes pequeñas cascadas.

El agua va a correr por cualquier lugar corriente abajo.

Múltiples cascadas y una pequeña poza para refrescarse.

Vamos a encontrar musgo y líquenes en árboles y rocas por todo el camino.

Cruzando uno de los puentes a mitad de camino.

Cuanto más ascendemos más pronunciadas se vuelven las cascadas.

Caída justo a la base de Watson Falls.

Finalmente llegamos a la cascada. Vamos a necesitar un buen gran angular para poder captarla en toda su longitud.

Una última toma de lo alto de la cascada.

Durante la ascensión a la cascada vamos a encontrar un bosque húmedo, en donde el musgo y el liquen van a hacer acto de presencia durante todo el camino. Además el río va a formar pequeñas cascadas en muchos recodos, creando espectaculares paisajes.

Justo en la base de la cascada, vamos a encontrar gran cantidad de piedras basálticas, las cuales podemos caminar justo hasta donde cae el agua, y nos podremos dar una auténtica ducha, eso sí, una ducha fría.

Cerca de la base de la cascada hay una pequeña poza de agua gélida en donde poder completar el baño.


Comentarios