Camino de Spokane

Spokane Falls.

Continuamos la ruta hacia Glacier National Park. Ayer no avanzamos demasiado, pues disfrutamos mucho tiempo en North Cascades, de esa manera hoy la conducción sería un poco más larga si queríamos llegar antes de la noche a Glacier, teniendo en cuenta además que hoy entraríamos en Montana, lo que supone cambio de hora y perder una hora de sol.

El paisaje durante la mayor parte del día fue completamente distinto al que habíamos visitado durante los último días, nada de grandes bosques, nada de grandes montañas. Todo eso tendría que esperar un día más.

Campos de trigo.

Ahora todo eran prados y pequeñas colinas con matorral bajo, hasta llegar a la zona de grandes cultivos, en donde enormes superficies de campos, primero de trigo y después de arboles frutales, fundamentalmente manzanos ocupaban todo el paisaje.

La sucesión de colinas verdes, amarillas y ocres en barbecho, se sucedían con los laberintos de manzanos. El cambio fue agradable por un tiempo, pero resultó ser monótono después de cierto tiempo.

Durante buen tiempo seguimos el curso de nuevo del Columbia River una vez que dejamos la carretera 20, con varios cruces de varias carreteras locales hasta que llegamos a la carretera 2 la cual nos lleva directamente hasta Spokane.

Para los más aficionados a las grandes obras hidraulicas cruzaremos un par de grandes presas, las cuales se pueden llegar a visitar.

Manito Tap House

Llegamos a Spokane a mediodía directamente para comer en la ciudad. Manito Tap House esta situado en el barrio de Manito y localizado en un centro comercial. El restaurante es más bien una cervecería con gran variedad de cervezas locales, y con una muy buena selección de cervezas gluten free.

Cauliflower Gnocchi
Carne Adovada
Comimos en una agradable terraza, el día estaba caluroso en Spokane, así que fue una muy grata comida, y con unos platos increíblemente suculentos.

Cauliflower Gnocchi: gnocchi de coliflor hechos a mano, coliflor frita, pesto de pistacho, pasas y aceite de tarragon, con añadido de pechuga de pollo frito.

Carne Adovada: Cerdo adovado con chili, repollo y cilantro, queso cotija, salsa roja, aliñado con cilantro y lima con tortillas de maíz.

Los platos estaban tan deliciosos como suenan, y además regados por una cerveza, todavía mejor.

Después de completar una parte del turismo gastro-cultural, empezamos la segunda y más cultural de ellas.

La primera visita fue a los cercanos jardines de Manito Park. Este parque alberga distintos prados para descansar y para hacer picnic, así como diversos jardines de flores en donde sobre todo destacan:

Nishinomiya Tsutakawa Japanese Garden.
Cascadita en los jardines japoneses.

Nishinomiya Tsutakawa Japanese Garden: un pequeño jardín japonés con su pequeño lago, su puente, su cascada en miniatura y varios elementos de decoración típicamente japonés. Por supuesto en el lago encontramos los habituales grandes peces naranjas de cualquier jardín de este tipo, conocidos como Koi.

Rose Hill Gardens.
Rosas en flor.

Rose Hill: un maravilloso jardín de rosales, prácticamente todos estaban radiantes y en flor. El jardín tiene forma de una gran elipse, en cada lado de esta encontramos una serie de columnas blancas semicirculares, pero el principal atractivo son las camas de rosas de todo tipo de colores: rojas, rosas, amarillas, blancas, anaranjadas, ... El color con el azul del cielo y las nubes y con un sol radiante ofrecían un panorama maravilloso.

Duncan Gardens.
Fuentes y jardines.

Duncan Garden: estos son los típicos jardines con varias fuentes y camas de flores con distintas formas geométricas, las cuales se pueden apreciar mejor en su geometría desde lejos, pero desde cerca los colores de las flores y el juego de agua de las fuentes es lo que más destaca.

Al sur del Spokane River, el cual parte en dos a la ciudad, encontramos el Riverfront Park, el cual sirve como parte del llamado Spokane River Centennial Trail, un camino de hasta 37 km muy cercano al río y que recorre varias ciudades del Estado de Washington hasta llegar al borde con el vecino Estado de Idaho.

Spokane Falls.

También aquí vamos a encontrar las Spokane Falls, las cuales consisten de dos saltos de no demasiada altura. El primer salto superior es artificial, y fue creado en 1920 para desviar el cauce del Spokane River y servir de central hidroeléctrica. El segundo salto inferior sigue el cauce creado desde esa fecha.

Riverfront Park fue creado para la exposición universal de 1974, y contiene el denominado Pavillion, una estructura metálica de 44 metros de altura que albergó el pabellón de Estados Unidos en la Expo'74.

Funicular que nos lleva por encima de las cascadas.

Para los más comodones que no deseen bajar para apreciar las vistas de las cascadas, siempre esta el recurso de pagar los $7 que cuesta el Spokane Falls Skyride, un funicular que nos lleva desde el parque hasta pasada la base de la cascada inferior y vuelta hacia arriba. El paseo no dura mucho más de quince a veinte minutos, y podremos tener una visión única y privilegiada de las cascadas desde el aire.

Spokane Falls Skyride.

Otro emblemático edificio, torre en esta caso, que encontramos en el parque es la Torre del Reloj, la cual fue construida como parte del deposito del ferrocarril en 1902 y ha acompañado a la ciudad durante más de un siglo.

La torre del reloj.

Spokane contiene otros atractivos como la Universidad de Gonzaga, la Catedral de San Juan el Evangelista, Mount Spokane State Park y varios interesante museos dentro de la ciudad.

Concluida la visita de la ciudad de Spokane, tomamos la autopista 90, la cual cruza los estados de Washington, Idaho y Montana.

El paso por Idaho fue bastante rápido, únicamente cabe resañar la ciudad de Couer d'Alene, la cual sirve como base para el cercano lago de Couer d'Alene, en donde poder disfrutar de cualquier deporte acuático que se pueda practicar en un lago, claro esta. Aquí la pesca o simplemente el paseo en lancha son los principales atractivos para el turista.

Una vez pasado Couer d'Alene entramos de nuevo en un espacio conocido de verdes bosques de pinos y montañas, y los pueblos se empiezan a hacer mucho más dispersos en la distancia.

La visita a Spokane nos tomó más tiempo del esperado, y con el cambio de hora, llegar a Glacier suponía un camino demasiado largo, así que una vez ya en Montana decidimos parar en el pequeño pueblo de Superior, simplemente con el propósito de pasar la noche y continuar ruta al día siguiente.

Bocata de cerdo con jamón.

Antes de dormir, una rápida y ligera cena en Durango's, el cual sirve tanto de restaurante como de casino y tienda de regalos. Realmente sorprendente encontrarme pan para hamburguesas gluten free en estos apartados lugares, pero así fue, lo cual nos permitió disfrutar de un bocadillo de cerdo deshebrado con jamón, tomate y queso con patatas fritas de batata. Sorprendente, pero estaba muy rico el bocata.


Comentarios