Nochevieja 2015: Una Noche en Viena

Feliz Año Nuevo

Esta pasada nochevieja del 2015 decidimos buscar algun tipo de fiesta diferente y original, como siempre solemos hacer todos los años, y como siempre solemos hacer todos los años lo dejamos para el ultimo momento!

A penas un par de dias antes del Fin de Año no quedaban muchas opciones disponibles, por decir algo, asi que cuando ya estabamos pensando en comernos las uvas en casa encontramos este anuncio: "A Night in Viena - New Year's Eve Ball", que traducido quiere decir "Una Noche en Viena - Baile de Fin de Año".

Desde luego que nos llamo la atencion el evento, y sin muchas esperanzas llamamos al telefono para informanos sobre el. Cual fue nuestra sorpresa al oir que todavia quedaban boletos disponibles!

Sin mas dudarlo, hicimos las reservas, esto era como el tren del destino, o lo tomas ahora o si te he visto no me acuerdo! La fiesta incluia cena, baile y brindis de champan con el Nuevo Año, ya se sabe que aqui no es tipico ni las campanadas, ni las uvas, solo se cuenta, se brinda y celebra la llegada del nuevo año.

La gente que organizaba el festejo fue de lo mas servicial, pues les hice llegar mis problemas con mi dieta, el gluten, y me comentaron que intentarian que hubiera algun plato que pudiera comer y algun postre tambien.

En la invitacion se recomendaba traje de gala para las mujeres y smoking para los hombres. Asi que nos pasamos los dos dias antes de fin de año buscando vestidos apropiados.

Marcela de azul
Yo de smoking
Marcela encontro un vestido de baile azul bellisimo, que la sentaba todavia mejor.

Yo al final me hice un un smoking a muy buen precio debido a las rebajas de aquel entonces. Fue mucha suerte encontrar justo la talla que me venia a medida, sin necesidad de ningun arreglo. Como se dice, cosas del destino de nuevo.

Despues de vestirnos y tomarnos las pertinentes fotos navideñas en casa, nos dirigimos hasta el lugar del evento, que era el Herman Sons Hall, en Petaluma.

La cena empezaba a las 9:00pm, asi que a eso de las 9:15pm ya estabamos aparcando. El Hall es una edificio grande a las afueras de Petaluma. La mayor parte esta ocupada por el salon principal, junto con otras habitaciones mas pequeñas. El salon principal es de techo alto, habilitado fundamentalmente para bailes o fiestas, por su amplitud y un escenario que tiene justo al fondo segun se entra por la puerta principal.

Fuimos de los primeros en llegar, asi que nos acomodamos en nuestra mesa, la cual parece que ibamos a compartir con otras seis o siete personas.

Nos servimos una copa de vino esperando la llegada del resto de la gente y mientras dimos una vuelta por el salon.

Practicamente todo el mundo habia seguido la recomendacion para vestir, y ellos iban con smoking o traje formal y ellas con amplios vestidos de baile.

La fiesta no estaba demasiado concurrida, lo cual permitia poder cenar tranquilamente y que el baile no estuviera masificado.

Nuestros compañeros de mesa eran una pareja ya mayor y muy simpaticos y otra bastante joven y mas bien cayados pero agradables. Ambas se fueron de la fiesta mediado el baile. La tercera era un pareja de dos hombre, uno medico, el cual tuvo una llamada de emergencia al poco de llegar y se perdio toda la fiesta y el otro un esteticista. Un chico muy majo y simpatico, con el cual conversamos la mayoria de la noche.

Al final la cena no estuvo tan bien como pensaba. Era ensalada y luego pollo o cerdo a elegir, pero ambos estaban empanados, asi que a penas pude hacerme con un poco de lechuga para toda la noche. Por supuesto del pastel, ni hablar, solo pude lograr un par de paquetes de galletas gluten free, en fin, fue una salida de año bastante frugal.

Una vez acabada la cena, dio comienzo el baile. Quizas fue la parte mas impresionante, ya que empezo al tipico estilo de los bailes vieneses, en donde todas las parejas van avanzando por el salon en dos filas paralelas, las cuales cada vez se hacen mas anchas hasta que al final solo entra una sola fila con todos los participantes, en fin, tal y como siempre hemos visto en las peliculas de Sissi Emperatriz.

Asi dio inicio el baile. La orquesta fundamental y unicamente toco piezas de valses, lo cual era de imaginar debido a que era Una Noche en Viena, y creo que nadie se esperaba bacalao o break-dance.

El baile estuvo muy animado, habia bastante espacio por donde poder moverse, dar vueltas y dar alas a la imaginacion danzarina.

Bailando como en Viena
Poco antes de las doce la musica ceso, se repartieron las copas de champan y todos contamos los ultimos diez segundos del año para asi dar la bienvenida al nuevo 2016.

La fiesta no se alargo mucho mas de una hora, pero al final fue algo totalmente nuevo y distinto que tanto Marcela como yo disfrutamos.

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho el post, no he podido estar en Viena pero me han hablado maravillas del país, espero poder ir pronto. Que lugares me recomiendas visitar Jose Carlos? Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario