Monterey, 2009

Hoy por fin si que ha empezado el verano, porque esta claro que el verano nunca empieza hasta que no te tomas las vacaciones!
Después de volver a dar marcha atrás en mi viaje a Japón, y no es la primera vez que lo hago, aunque esperemos que de este otoño no pase, finalmente me decidí por una semana de road trip entre San Francisco y Los Angeles por la costa. Viejos conocidos con nuevas caras podría decir.

Mi primer destino ha sido Monterey. Hacia mas de ocho años que no pasaba por aqui, y hoy he decidido volver a hacerlo con mas tranquilidad.


El día desde luego que no ha acompañado demasiado, aunque en el norte de la bahía si que lucia el sol, no ha sido lo mismo desde el paso de San Francisco, el cual se encontraba cubierto por la niebla del Pacifico, y así ha sido el resto del camino hasta Monterrey. Solamente por la tarde pudo lucirse el sol de verano, aunque no por demasiado tiempo.

Después de coger diversas autopistas, el ultimo tramo que da acceso a Monterey es a través de la famosa 1, la cual recorre, pegadita a la costa, la mayor parte del trayecto entre San Francisco y Los Angeles.

Una vez atravesado Silicon Valley, con su sucesión de ciudad tras ciudad, y una vez en ruta en la 1, el paisaje cambia por completo. Aquí la zona de cultivos es la que domina el panorama, y hoy sábado parecía un día de arduo trabajo. Los campos estaban repletos de coches y autocares de trabajadores, la mayoría de ellos latinos, los cuales procedían a recoger los distintos productos de la época, principalmente varios tipos de berries, alcachofas y lechugas. Desde luego hoy no parecía ser fiesta para todo el mundo.

Monterey parecía estar envuelto en una mezcla de niebla y nubes, el ambiente no era muy veraniego que digamos.

Conociendo el percal que se gastan en estos lugares, me decidí a aparcar el coche en la zona de downtown, un poco alejada de la turística zona del puerto o Fisherman Wharf, lo cual fue un acierto, desde luego no es lo mismo pagar $7 dollares en lugar de $20 dollares, y encima en un parking cubierto.


La zona mas turística de Monterey se inicia en el Fisherman Wharf, del mismo nombre que el de San Francisco pero no tan grande como el de su vecino del norte. Aunque de igual forma que ocurre en la zona norte, hoy hacían su agosto las tiendas de forros polares.


La zona se comprende principalmente de un muelle el cual se encuentra repleto de tiendas y sobre todo restaurantes, en donde es fácil probar el famoso Clam Chowder que ofrecen todos ellos, y alguno no esta nada mal, aunque es cierto que no tiene un aspecto muy agradable en los bollos en los que lo sirven, pero esta muy bueno de sabor.


Fisherman Wharf no da mucho mas de si, y tras el se inicia el conocido Cannery Row, famoso por las novelas de John Steinbeck, natal de la vecina Salinas. Esta zona a principios del siglo pasado era una sucesión (row en ingles) de fabricas de enlatado de pescados, principalmente sardinas.

Busto de John Steinbeck

Hoy en día no queda ninguna de ellas, si no que todas esas factorias han sido transformadas en tiendas, restaurante y hoteles, lo que da a la zona un ambienta de los mas turístico y colorido.


Al final de Cannary Row, en lo que era la fabrica de sardinas Portola se alza una de las visitas indispensables en la ciudad, el Monterey Bay Aquarium, el cual es todavía mas que indispensable si hacemos la visita a la ciudad con los mas pequeños de la casa, pues el acuario es un ejemplo de interactividad con los mas menudos. Eso si, no es de lo mas económico, la entrada esta en los $29 dollares para adultos, siendo un poco mas barato para los menores de 13 o los mayores de 64.


A pesar de no ser tan grande y espectacular como el Sea World de San Diego, tiene muchos pequeños y agradables detalles. Esta repleto de lugares en donde se puede interactuar con los pobres peces, aunque no se que es lo que opinaran al respecto los pobres animales.


Tambien podemos encontrar multitud de puestos multimedia en donde poder interactuar con distinta información sobre diversos temas marinos, así como alguna curiosidades como un dinner en donde a través de monitores los camareros ofrecen interesante información sobre diferentes especies, o como en otra sala dispuesta a los submarino futuristico se nos ofrecen vídeos sobre las increíbles y desconocidas especies que pueblas los profundos fondos marinos.


El acuario dispone un par de enormes tanques en donde poder apreciar distintas especies de peces de la zona de la bahía, sobre todo uno en donde podemos ver desde los gigantescos atunes, hasta tiburones blancos, mantas o tiburones martillo.

Un espacio indispensable y que no podemos olvidar es el reservado a las medusas y sobre todo a los caballitos de mar, realmente espectacular.


Lamento no poder añadir mas fotos, pero todavía no he tenido tiempo de visionarlas y procesarlas todas, espero a la vuelta de vacaciones dedicar monográficos solo de fotos para cada uno de los destinos.

Comentarios

  1. Monterey es uno de los lugares de California que más me gustan. Bonitas fotos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por los viajes que nos regalas sin salir de casa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. La ultima vez a penas estuve unas horas en Monterey, y desde luego merece mas que eso.

    ResponderEliminar
  4. Que te lo pases muy bien en tu viaje, !Que envidia nos das¡, y gracias por compartirlo.

    Felices vacaciones

    ResponderEliminar
  5. @Rick, desde luego que intentare aprovecharlas!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario