¿Podrias vivir solamente a base de basura?

¿Podrías vivir solamente a base de basura? ¿Por cuanto tiempo?

Y con esto no estoy pensando en los millones de hombres, mujeres y niños alrededor del mundo que no tienen nada para vivir y que sobreviven de lo que encuentran en la basura. No, me refiero a llevar una vida normal, en tu casa, con tu familia, con tus comodidades pero solo con basura.

Todo esto viene por que hace unos días escuche una entrevista en una emisora local, KZST, a Jeff Ferrell, un profesor en una universidad en Texas, especializado en sociología, que durante casi un año había sobrevivido a base de lo que encontraba en los contenedores de basura. Con los datos recogidos durante ese año, escribiría el libro "Empire of Scrounge".

En la entrevista Jeff se confiesa un dumpster diver desde sus años de universidad. Comenta sobre la cantidad de cosas útiles que la gente tira, muchas veces sin saberlo ni quererlo, otras veces sin que le importe mucho, desde herramientas, ropa, mobiliario hasta incluso comida.

Durante ese año de investigación el único dinero que gasto fue en comida adicional, pues no fue capaz de encontrar suficiente de esta en los contenedores. Y uno se sorprende al escucharle acerca de la cantidad de comida útil que la gente y los comercios tiran a la basura.

En su website, podéis encontrar información sobre su libro, un par de interesantes vídeos sobre sus actividades y una entrevista en una radio canadiense, bastante recomendable, en la cual se extiende bastante mas que los cinco minutos que le escuche.

Y todo eso teniendo en cuenta que en Estados Unidos el mercado de artículos de segunda mano es mucho mas activo que al otro lado del charco. Es fácil encontrar tiendas de ropa usada en cualquier ciudad, y cada fin de semana siempre te topas con varios garage o yard sales en donde la gente vende prácticamente por nada las cosas que no quiere y que le ocupan sitio en el garaje.

A pesar de eso, es increíble la cantidad de cosas que tiramos a la basura, muchas veces sin importarnos si realmente tienen algún uso, y muchas veces por la vaguedad de no llevarlas a algún sitio donde gente necesitada pueda hacer mejor uso de ellas.

Desde luego yo soy el primero en mirarme el ombligo y confesar que a pesar de que me gusta conservar casi de todo, en muchas ocasiones si que he tirado cosas sin pensarlo dos veces, desde luego hay que empezar por solucionar los problemas en casa antes de salir al mundo a solucionar los de los demás.

Y tú, ¿tiras muchas cosas que crees que no necesitas pero que pensándolo dos veces podrían tener mejor uso?

Comentarios

  1. A mí a veces me pasa lo contrario, que voy acumulando cosas que ya no necesito y las dejo guardadas en un cajón. Así que cada cierto tiempo, hago limpieza general y tiro un montón de cosas. Pero tienes razón, muchas de las cosas que tiramos podrían ser aprovechadas por otros. En USA tienen mayor facilidad para ir a sitios de 2ª mano, ya sea para llevar cosas o para comprarlas. Aquí nos aferramos bastante más a todo, y cuando no lo queremos, directamente lo tiramos. Una actitud que tenemos que cambiar cada uno de nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Si, una de las cosas que comenta el autor es que suele conseguir lo mejor en mudanzas, o despues de un funeral, cuando llegan los familiares y se limitan a tirar todo. La cuestion es que con todo el material que se desperdicia, se podria mandar a paises que lo necesite, y de esto hablo de madera, hierros, cobre, ... que podrian ser usados en construccion. La verdad es que yo nunca seria un dumpster diver, pero te da que pensar.

    ResponderEliminar
  3. En cierto modo esto me recuerda muchísimo al fenómeno 'freegan', aunque este se centre sólo en comer de lo que -principalmente- los comercios tiran estando aún en buen estado.

    Estoy segurísima que todos podríamos aprovechar de otra manera muchísimas de las cosas que vamos a tirar, si no directamente utilizando de nuevo el trueque (que por ciertoo, tengo entendido que por allí está muchísimo más extendido que aquí) o donándolas a quienes pudieran necesitarlo, matando así dos pájaros de un tiro.

    Pero no, aquí nadie quiere lo de la basura ni los trastos viejos, porque eso está mal visto. Vivimos en el mundo de la apariencia.

    ResponderEliminar
  4. Interesante el libro y tus planteos, Jose Carlos. Aquí en Israel, es muy común ver a la gente arrojar "la basura" en los enormes contenedores verdes y colocar a un costado de los mismos "lo utilizable", que para unos serán "despojos" y para otros simple "mercadería usada" con posibilidades de continuar con su uso.
    El problema de estos planteos es que pueden llevarnos al otro extremo: el conocido "Síndrome de Diógenes". ¿Dónde estará el límite?

    ResponderEliminar
  5. Como en todo Rudy, hay límites que no se sabe muy bien donde están, hasta qué punto es reciclar y donde empieza el famoso síndrome.

    Yo acumulo cosas, pero no basuras... jejeje Aún tengo todos los libros y libretas de cuando era pequeño...

    Interesante post Jose Carlos.

    ResponderEliminar
  6. Aquí en Zaragoza también se ve que la gente deja fuera de los contenedores cosas que aún podrían utilizarse, para que si alguien lo cree oportuno se los pueda llevar.
    En casa también estamos haciendo que lo que no utilizamos lo llevamos a centros de ayuda social, u a otros familiares o amigos que lo necesitan.
    Es verdad que a veces tiramos cosas aún válidas y útiles.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    @Persefone, en la entrevista radiofonica que esta en su web, el autor comenta la politica de muchos supermercados que estan obligados a tirar paquetes enteros de comida si un unidad no esta en condiciones, o de productos organicos que no resultan ser tan organicos, pero eso no significa que no sean perfectamente comestibles. terrible.

    @Rudy, lo mejor es una frase que escuche en una pelicula acerca de Buda "la mejor senda es el camino de en medio" y la verdad es que para la mayoria de las cosas en la vida, es lo mas cierto.

    Otro detalle que comenta en la entrevista es que empieza a haber muchas ciudades que estan prohibiendo lo del dumpster diving, por que eso "empeora la imagen de la ciudad", claro no es nada bonito ni elegante ver a la gente revolviendo en la basura!

    ResponderEliminar
  8. Tu artículo me ha gustado, sí creo que se puede vivir sólo de la basura, pero afecta psicológicamente, eso es un precio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario