Empiezan The Finals hablando español.

Y de que va:
  • Los chicos de los lagos de L.A. contra los magos de Orlando.

Habiendo acabado el fútbol, con Alonso en fuera de juego en la Formula Uno, y sin Nadal en la final de Roland Garros como nos tiene acostumbrados, lo único que queda para poder ver a un español en la alta competición son las finales de NBA entre Los Angeles Lakers y los Orlando Magic.

Y que mejor que empezar con una victoria, 100 a 75 para los amantes a las estadísticas, partido muy serio de Pau Gassol, pero Kobe Bryant se ha salido.

Me imagino que el timing no es el mejor para ver estos partidos, a nadie le apetece quedarse despierto hasta las tres de la mañana para dormir luego un par de horas, pero aquí en la costa Oeste es perfecto, salir del trabajo, prepararse unas aceitunitas manzanilla made in Spain, unas patatitas fritas y algo fresquito para disfrutar del partido.

La verdad es que yo de siempre he sido más bien un chico de los Celtics. Mis tiempos de mozo, los que seguíamos la NBA nos debatíamos entre Magic Johnson y Larry Bird. La mayoría se decantaban por lo más fácil, Magic y los Lakers, los menos seguíamos al rechoncho Larry y los Celtics. Larry siempre me fascino y creo que ha sido el ultimo gran jugador de la vieja escuela del baloncesto, y ha dado paso a un basquet mucho mas físico y quizás más espectacular.

Pero claro, ahora con Gassol siendo parte de la pareja fantástica de los Lakers, pues hay que hacer de tripas corazón y animarles a tope. El año pasado fue curioso, por un lado me dio pena que perdieran los Lakers, pero por otro me alegró que ganaran los Celtics. Este año, vamos de amarillo a tope!

A pesar de que evidentemente el baloncesto no es el deporte mas seguido en Estados Unidos, el cual se lo reparten a medias entre el Football (Futbol Americano) y el Beisbol, el cual es declarado como el national pass time, si que en los últimos años ha renacido bastante más interés en el deporte de la canasta.

La serie final de la NBA se la conoce aquí a nivel televisivo como The Finals, ya se sabe que siempre les gusta dar nombre dramáticos y un poco excesivos, hay tenéis la SuperBowl o las Baseball World Series. En la televisión, esta serie la televisa la ABC, lo mezclan a la perfección, siempre con anuncios espectaculares, normalmente mezclados, por no decir patrocinados, por los últimos éxitos de Hollywood como han sido Wolverine, Terminator y ahora los espectaculares Transformers. Sinceramente queda curioso ver como mezclan a Dwight Howard con Optimus Prime.

Por supuesto siempre están con el lado mas humano de la NBA, y el cuidado de los menos favorecidos con su programa NBA Cares, en el cual las grandes estrellas del deporte participan en diversos programas de ayuda a la comunidad.

Como en cualquier deporte en este país, la influencia que tiene la publicidad en este tipo de eventos es inmensa, y es normal que los nuevos anuncios de cualquier gran o pequeña compitan por el air time de estos acontecimientos.

Por ejemplo en el descanso ha aparecido un anuncio de GM, titulado GM reinvention. Si de la misma General Motors que esta semana se declaraba en bancarrota, con una estética espectacular haciendo ver que ahora van a empezar desde abajo, lo cual no esta muy lejos de la realidad.

Otra pequeña curiosidad ha sido un comercial de la ABC con alguno de los personajes de sus series mas famosas (Gray Anatomy, Lost, ...) en donde jugaban al futbolin, aunque aquí lo llaman foosball!

Comentarios

  1. Yo, desde la piel de toro estirada, en mi época era más de Larry Bird y de los Boston Celtics. La verdad no sé el motivo, quizás me resultasen más simpáticos. Pero ahora con un spanish en la meca del basket y en lo Lakers en particular pues eso, amarillo...

    ResponderEliminar
  2. Pues de mis compañeros del equipo de basket, como ya comente, yo era el unico de los Celtics, quizas fuese por mis antecedentes gaelicos, no lo se!

    ResponderEliminar
  3. Confio en que este año no se le escape el anillo a Gasol ni a los suyos.
    Todavia quedan cuanto menos tres partidos, pero ojala pueda hacer su sueño realidad, y de paso, todo sea dicho, convertirse en el primer español que lo consigue en toda la historia.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario