Como Urgencias pero sin George Clooney

De todos es conocido el sistema de Salud en Estados Unidos. Durante las pasadas elecciones presidenciales fue uno de los principales temas en las discusiones, donde cada candidato ofrecía una diferente perspectiva a la hora de solucionarlo.

Lo que es una realidad es que la facturas medicas son una de los principales detonantes de banca rota en muchos hogares americanos, y eso que en muchas de esas situaciones los afectados disponían de seguro medico.

La diversidad de seguros médicos a los que se pueden optar es de lo mas dispar, y los resultados distan mucho de los esperados. Desde facturas rechazadas hasta interminables peleas a tres bandas entre la aseguradora, las instituciones medicas y los particulares, el muestrario de posible problemas es de lo mas variado.

Afortunadamente dispongo de un seguro adecuado, gracias a mi compañía, lo cual no quiere decir que no tenga que reembolsar parte de los gastos médicos, como por ejemplo, cada visita a un medico, sea medico familiar o especialista, lleva el cobro del llamado copayment, mas conocido como "el copay". Luego cada seguro es un mundo en lo relativo a los gastos de hospitalizacion y pruebas medicas, todo depende de los deductibles y mil y un otro detalle que hay que tener en cuenta.

Toda esta parrafada viene a cuenta de la ultima vez que tuve que hacer uso del servicio sanitario americano. Fue hace ya unas semanas en donde un sábado por la mañana tuve que acudir a urgencias, por cierto, aquí llamadas E/R o Emergency, en el cual no tuve la suerte de encontrarme a George Clooney o ningún otro de los actores de la famosa serie.

El problema no era nada grave, llevaba unos días con dolores en el hombre, serán cosas de la edad!, pero el sábado me dolía bastante al moverlo. Igual me lo he dislocado durmiendo fue mi primer pensamiento, a saber.

Lo mas importante es chequear los hospitales a los que podía ir, por que claro, si se me ocurría ir a un hospital que fuera "out of the network", es decir, que no pertenezca a la red de hospitales concertados con el seguro, pues mejor cortarme el brazo directamente en casa, que me saldría mas barato.

Encontré varios en un radio cercano a donde vivo, así que con el brazo a la media remangille me dirige al que pensé estaría menos congestionado.

Y la verdad es que acerté de plano, a pesar de ser mediodía de sábado, urgencias estaba completamente vació. Entonces llegaron los primero rituales mágicos. A no ser que te estes muriendo, tienes que pasar por la ventanilla de administración, allí y una vez que se aseguran que tienes seguro, lo cual quiere decir no olvidarse nunca la tarjeta medica, tienes que rellenar unos "cuantos" formularios en donde el hospital no se hace responsable de prácticamente de nada de lo que te pueda pasar.

Para mi fortuna, ya estaba registrado en el hospital por unas pruebas que me tuvieron que hacer hace tiempo, lo cual redujo considerablemente el papeleo. Hasta ese momento a penas me habían preguntado cual era mi problema.

Una vez terminado el tema de oficina, pase a la sala de espera, en la cual no estuve mas que un par de segundos, pues la enfermera salio cantando mi numero al momento. No esta mal pensé.

Una vez dentro de urgencias, empiezan con el procedimiento estandardizo, toma de temperatura, de presión, que te pasa, que te duele, tienes alergias y blablabla, lo de siempre. Hasta llegar a la ultima pregunta la cual me dejo en estado de shock. "Es este un problema debido a un intento de suicidio?". Lo cualo? pensaba para mi. Para evitar cualquier duda respondí con un rápido "No", por lo que pudiera pasar, pero en mi cabeza le seguía dando vueltas a cuento de que venia la preguntita, ademas, que tenia que ver con un problema en el hombro, quizás es que pensaba que me había intentado ahorcar y me había enganchado mal la cuerda?

Me imagino que sera un pregunta rutinaria, no estoy habituado a este tipo de visitas, pero no me dejo de sorprender. Una vez terminada la rutina, me llevo a la sala de curas, ya sabéis la típica donde te ponen las vendas de cola de cid cuando te tuerces el tobillo y demás, donde me dieron el típico y ridículo pijama de hospital, ese tan cursi que te deja toda la espaldilla al aire. Afortunadamente me permitieron mantener los pantalones, como parecía normal, pero bueno, peores cosas he visto.

En menos de cinco minutos llegaba la doctora, la cual según me vio y sin mediar palabra me pregunto que como no había probado a tomar algún medicamento "over the counter". Este tipo de medicamentos son los que pueden comprar directamente sin receta. Por que esa es otra, aquí cuando vas a la farmacia con una prescripción, se lo toman en serio, nada de la típica cajita de turno, te hacen las medicinas a medida, lo cual quiere decir en la mayoría de los casos que tienes que esperas tu media hora o mas en que encuentren el bote grande con las pastillas, las cuenten, las metan en un tubito y te impriman las instrucciones. Al menos eso creo que ha sido las mas de las veces mi experiencia en las farmacias.

Pero mi buena mujer como voy a tomar algo si no se lo que me pasa, le vine a decir en mas finas palabras y en ingles claro esta. Parece que mi respuesta la hablando el corazón, pues se digno a examinarme el hombro, con gran dolor por mi parte, cabe decir. En no mas de un par de minutos sentencio el diagnostico. Tenia una bursitis, que así y de vote pronto me somo muy similar a "bullshitting", que tiene un significado completamente distinto.

Tras el típico cruce de preguntas normales en estos casos, como son: y esto de que es, y que me va a pasar y demás, me dijo que con un par de anti-inflamatorios estaría como nuevo en un par de días, así que allí me dejo a la espera de la recetas. Pues si que si, pensé de nuevo para mi, tanto drama que me había montado para simplemente tener una bullshitting de esta. Y que tiene que ver un anti-inflamatorio con que me duela al levantar el hombro. La verdad es que falta de conocimiento medico era mas que evidente.

Una vez ya libre del ridículo camisón, llego la enfermera con un par de pastillas, las recetas y el impresionante informe de la visita, completamente informatizado.


Informe que te dan, como que te ahora una visita a la Wikipedia!.

Sin mas que contar, di las buenas tardes y cuando salia tranquilamente del hospital leyendo el informe, me parece sentir como si una voz espiritual me estuviera llamando. El sexto sentido que tenemos todos los hombres me recomendó salir espantado de allí como alma que lleva el diablo, pero para mi desgracia no le hice caso y me di la vuelta, y allí estaba la chica de la administración haciéndome señas desde la ventana para que volviera. Me habré dejado algo?, quizás es que necesite muletas, a saber.

No, la cuestión era bastante mas mundana, y según entraba, de nuevo mi sexto sentido me alerto de ella: "Chaval, que te has marcado un sinpa(gar) por todo el morro". Lo cual fue lo que me confirmaron en la ventanilla, pero con muchas mejores palabras, eso si, todas en ingles.

Por fin, y después de soltar la mosca pude volver a casa, igual de fastidiado y con menos dinero en el bolsillo, aunque eso si, al menos no perdí demasiado tiempo.

Y lo mejor es que bromas a parte, la doctora al final tenia razón, y un par de días después de tomarme las pastillitas estaba casi como nuevo, eso si, me sirvió como escaldo para no volver a las urgencias a no se que sea necesario, para lo cual prefiero cruzar los dedos!.

Moraleja: Casi mejor que no te pongas muy malo por aquí.

Comentarios

  1. La verdad es que el tema de la salud en USA es muuuuy mejorable. Al leer tu post he recordado a una amiga española que vino de estancia de verano en 2003 al mismo laboratorio que yo. Tuvo la mala suerte de caerse de la bici y romperse una pierna. Pues bien, cuando llegó a urgencias, lo primero que le pidieron antes de atenderle fue la VISA, ni siquiera le indicaron que se sentase ni nada. Ahora bien, en cuanto pasó la VISA y le cobraron los $300 de depósito, la amabilidad apareció de golpe, la recostaron, le dieron una pastilla para el dolor, etc, etc.

    ResponderEliminar
  2. Esta claro que VISA, MasterCard o American Express son las mejores tarjetas sanitarias que puedes tener. Incluso lo peor viene muchas veces cuando no te dicen nada, pero te mandan "la dolorosa" a casa!

    ResponderEliminar
  3. Tu relato Jose Carlos me pareció un poco deprimente (le doy mucha importancia a la salud) además de haberme sorprendido. Tenía otra idea de los hospitales en U.S.A., en especial teniendo cobertura de seguro médico. Me quedé pensando cómo es que no te hicieron una placa Rayos-X primeramente. Pero lo importante es que ya estás bien y como bien dices tú, cruza los dedos.

    ResponderEliminar
  4. @Rudy, yo tambien fui el primer sorprendido. Me imagino que con lo que les comente que habia sido algo gradual por varios dias y que no me habia golpeado, llegaron al diagnostico. De todas depende mucho de que tipo de problemas tengas. Hace un par de años me hicieron una endoscopia y colonoscopia (por temas de antecedentes familiares de cancer) sin mas que ir al especialista del estomago, y recuerdo que hace unos años lleve a urgencias a una amiga con dolores de cabeza y que se sentia desmayarse y lo cierto es que la hicieron de todo (scanner, rayos X, ...). Igual al fin y al cabo lo mio era simplemente una "bullshitting" de esa, pero claro, para mi era lo mas importante! Gracias en cualquier caso.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que a veces la realidad supera la ficcion y por desgracia lo que nos venden de EEUU no es eso precisamente, el bissnes que diria Almodovar. Cuidate mucho. Un saludo.Marian.

    ResponderEliminar
  6. me puedes aconsejar..un buen seguro para realizar un H.S. -un curso- en USA, para una adolescente? gracias anticipadas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario