Y a quien no le guste el vino ... Sonoma Valley, 2009

Y de que va:
  • Un año mas viejos junto a Falcon Crest.
  • El Señor Matanzas, de los vinos.
  • Biodinamicos cultivos en Benzinger.
  • Arte y uvas en Imagery.


El fin se semana continua siendo excelente. Perfecto dia para hacerse mas viejo, no digo la edad que ya da cosa a estas ancianidades.

Y que mejor manera de celebrarlo que practicando alguno de mis hobbys preferidos, como conducir mi descapotable rojo, sintiendo el sol y el viento en la cara, hacer un poco de turismo por el conocido Pais del Vino (Wine Country) de California, aprovechando para tomar unas fotitos y probar los agradables caldos de la region.

Desde luego esta no es mi primera excursion de vinerias, en estos años ya han sido unas cuantas, incluso algunas de ellas en bicicleta, lo cual tiene mucho mas merito al final de la jornada despues de unas cuantas catas.


Como ya sabeis esta es la zona de la famosa Falcon Crest, la cual fue filmada en la Spring Mountain Winery en el vecino Valle de Napa.

Aunque algunos años atras el negocio del vino compartia importancia con el de las empresas de telecomunicanes, hoy en dia parece que el primero es el principal motor de ambos valles, ya que las telecos parecen haber iniciado un punto de dificil retorno en la zona.

Para esta ocasiones decidi visitar algunas vinerias de las quizas menos conocidas, pero con algun tipo de atractivo especial.



Matanzas Creek Winery.

Matanzas esta situada en Bennett Valley, en la carretera que une Santa Rosa con la vecina Glen Ellen.

El paisaje alrededor de la vineria es realmente espectacular. Solamente la carretera por la que se llega desde Santa Rosa merece la pena, especialmente ahora donde todo parece empezar a florecer a pocos dias del principio de la primavera. El camino transcurre enmarcado por hileras de arboles que parecen ceñir cada curva, cada vez mas cerca de la calzada, cerrandose como si fueras a ser engullido por un delicioso monstruo en flor.

Ademas la vineria cuenta con varios jardines, siendo el Jardin de Lavanda el mas conocido de ellos. Desgraciadamente la lavanda parece no florecer hasta los primeros meses del verano, asi que no pude apreciarlo en su pleno explendor, sera cuestion de esperar unos cuantos meses mas.

El wine tasting (cata de vinos) incluye del orden de 5 a 6 distintos vinos y cuesta del orden de $10 dolares, aunque estos se descuenta si se hace algun tipo de compra de vino.

Los vinos blancos son especialmente meritorios en esta vineria, el Sauvignon Blanco es quizas demasiado suave para mi paladar sobre todo si se compara con el excepcional Chardonnay.

En cuanto a los rojos, destaca principalmente el Merlot, aunque tengo que confesar que a mi me gusto mas el Cabernet Sauvignon, de hay que me decidiera por el en mi cesta de la compra.

El Jardin de Lavanda.

Benzinger Family Winery.

Benzinger esta situada en Glen Ellen, todavia en el Valle de Sonoma.


Entre los varios jardines anexos a la vineria sobre todo destaca el conocido como Jardin del Eden.

Uno de las principales caracteristicas de esta vineria es que ademas de producir vinos con uvas organicamente cultivadas, como en algunas otras vinerias de la zona, dedican otra buena parte de la cosecha al llamado biodinamico cultivo.


Y que significa eso de biodinamico cultivo?, pues en resumidas cuentas significa que no se hace uso de ningun tipo de pesticida o fertilizante artificial, como en el cultivo organico, pero ademas todo lo que se use se reusa en el propio cultivo.

Se intenta conseguir un ecosistema donde el propio sistema natural sea el que alimente el cultivo. En otras palabras se intenta mantener los bichos buenos como fertilizantes, ya se sabe, el pajarito caza al ratoncito, se come una parte y el resto sirve de abono natual y asi seguimos.

Lo cierto es que el tema del cultivo biodinamico parece haberse puesto bastante de moda en California, ya se sabe que es el estado que siempre esta a la cabeza de lo alternativo, y ultimamente a la cabeza de los que estan casi en bancarrota.

Aqui hay distintos tipos de catas, las cuales incluyen diferentes clases de vinos, y son del orden de $10 a $15 dolares. Por supuesto si se quieren probar los mejores biodinamicos caldos hay que acudir a las mas caras de ellas.

El Sauvignon Blanco biodinamico, el cual no es ningun super heroe de la ultima produccion de Bollywood, me parecio todavia mas suave que el de Matanzas, lo cual no es mala cosa si se quiere combinar con algun tipo de aperitivo sin robarle demasiado sabor.

Las principales estrellas en Benzinger son los rojos biodinamicos y organicos.

El Pinot Noir es realmente excepcional, asi como su precio. Curioso detalle acerca del Pinot es que segun parece la uva requiere un clima mas frio que el del valle, asi que esta proviene fundamentalmente de cultivos mas cercanos al Oceano, donde la temperatura baja unos cuantos grados.

El Merlot has sido especialmente premiado y tiene un agradable sabor a cerezas negras, roble tostado y tabaco, toma geroma pastilla de goma! En cualquier caso y a pesar de la cantidad de sabores, estaba toque gelete bueno y a un precio, digamos que aceptable, asi que fue el que me decidi a comprar.


Los variados Cabernet Sauvignon, entre los cuales se encontraban distintos tipos de mezclas con Bordeaux estaban al precio de caja por botella, pero eso no quita que fueran realmente excepcionales.


Imagery Estate Winery.

Imagery esta situada a las afueras de Glen Ellen.

A parte de compartir cultivos biodinamicos como en Benzinger, Imagery cuenta con una curiosa exposicion de arte en el interior de la vineria y en buena parte se sus jardines.

Nadie se espere encontrar un Picasso o un Van Gogh aqui, por supuesto. La mayoria de la muestra es de artistas locales, especialmente dedicada a elementos de la vineria y del cultivo de la uva o la produccion del vino. Muchas de las obras estan inspiradas en el anagrama de la bodega, el cual es una especie de Phartenon griego, pero bastante mas simplificado.

En cuanta a la cata de vinos, esta es de unos cinco vinos a elegir de su muestrio por $10 dolares, y los precios de los caldos son bastantes mas asequibles que en la vecina vineria de Glen Ellen.

La vineria hace uso de distintas cosechas de uvas no tan habituales en otras bodegas, como el Zifandel original de Croacia o distintos tipos de Sangiovese o Barbera del Piadmont italiano.

Los caldos mas destacables, al menos para mi, los encontre en los vinos dulces. Aqui pude encontrar un moscatel, bastante mas suave y ligero que el de España, llamado Moscato Di Canelli y algunos Oportos basados en Petite Syrah, los cuales se probaban en un curioso mini-porron.


Al final me lleve una botella de moscatel light y del Coco Blue Port, un oporto con blueberries (cerezas azules).

Y con esto tuve que dar por finalizado el tema de las vinerias por lo que se refiere a ese Domingo, que bueno, aunque en la cata a penas se eche mucho mas que un sorbito, pues sorbito a sorbito se bebe uno poco de vino, y luego hay que conducir.

Comentarios