Calles de New York, 1992

Y de que va:
  • De la pobreza al despilfarro en la Gran Manzana
  • Descalzos por el parque.
  • Noches de Harlem.

Si el frio del invierno o el calor del verano lo permiten, simplemente pasear por New York es una de las mejores, y quizas mas baratas, actividades para el turista en la ciudad.

Lo curioso de pasear por New York son los diferentes ambientes que uno puede encontrar de un barrio a otro, o simplemente de una Avenue a una Street.

A que viene eso de Avenue/Avenida y Street/Calle? Bien, la cuestion es que la mayor parte de Manhattan esta diseñada con avenidas corriendo longitudinalmente en su parte mas alargada, norte a sur, y calles de lado a lado, este a oeste, lo cual hace muy facil orientarse en la ciudad. Las calles empiezan al sur de Lower Manhattan y su numero va en ascenso segun se avanza al norte en la isla. De la misma manera las avenidas comienzan en el lado este e incrementa su numero hacia el Oeste.

Que se puede encontrar a lo largo de la ciudad? Practicamente de todo, algo que desgraciadamente es mas que facil de encontrar son homeless, principalmente en las calles entre avenidas y su numero aumenta cuanto mas al norte y el oeste de la isla.

En alguno de nuestros paseos era habitual encontrarlos envueltos en cajas de carton intentandose protegerse del frio invierno, incluso vimos a uno acurrucado dentro del motor de una camioneta avandonada, realmente no la imagen a dar de una ciudad post-moderna en el siglo XX.

Por supuesto el ambiente es completamente distinto cuando se entra en la Quinta Avenida con todas las tiendas de lujo, hoteles, coches deportivos y madames con abrigos de pieles y cienes de caniches on-lease.

Otra de las mas conocidas avenidas es la Avenida del Parque o Park Avenue, antes conocida como la Cuarta Avenida. Junto con la Quinta y Madison Avenue comprenden las calles mas caras no solo de la ciudad sino del pais y del mundo mundial.

No es raro encontrarse tiendas en donde solamente es posible visitarlas con cita previa, y tras la cual es practicamente obligatoria hacer una compra, si es que se desea volver, claro. No hay ni que decir que estas no son los lugares mas baratos o recomendables para comprar chucherias de turista.

Sito casi en el centro geometrico de Manhattan se encuentra Central Park, el principal y por que no decirlo practicamente unico pulmon de la isla.

El parque se encuentra localizado entre la Quinta y la Octava avenida y las calles 110 y 59, y se considera que los edificios colindantes alcanzan los precios mas altos de la ciudad. Ademas la vista desde el centro del parque con todos los rascacielos a su alrededor, bueno fundamentalmente al sur, es realmente espectacular.

Central Park es conocido como lugar de descanso en los soleados dias de verano de los neoyorquinos, donde no es raro verlos con sus mantas de cuadros y bolsos de picnic en los dias estivales. Ademas es usado cada dia por miles de personas para distintas actividades deportivas, principalmente jogging, por supuesto.

En cualquier caso no quita que durante las noches sea una de las zonas mas peligrosas de New York, en donde el acceso esta limitado en muchas areas en orden de evitar problemas de seguridad.

Al norte de Central Park se encuentra el barrio de Harlem, sin duda uno de los mas conocidos de la ciudad. Historicamente Harlem ha sido principalmente un barrio de poblacion de color, lo cual no es del todo cierto.

A principios de los noventa la ciudad de New York no atravesaba uno de sus momentos de seguridad ciudadana mejores en su historia, asi que se nos recomendo intentar evitar a ser posible ciertas areas conflictivas en Harlem o en Brooklyn.

Lo mas probable, por no decir seguro, es que eso es lo que se suele decir a todo turista para que se embarque en los cientos de tour organizados por la ciudad, que permiten un acceso seguro a distintas zonas de la ciudad. Y como en aquel entonces nuestro nivel aventurero se limitaba a pardillo de primera division, pues caimos en la trampa, como no, y reservamos uno de esos tour.

Aunque parezca extraño, el tour no estuvo nada mal, lo hicimos en el primer dia, con lo cual pudimos recorrer en unas horas gran parte de la ciudad, lo que nos sirvio para organizar las actividades durante el resto de la semana, y cumplio con creces a la hora de proveernos con informacion y curiosidades acerca de muchas de las zonas de la ciudad

Una de las zonas que recorria el tour era el norte de Manhattan, Harlem. Se nos explico que en el sur del barrio la poblacion mayoritaria es de origen hispano, puertoriqueños principalmente, mientras que la zona mas norte es de poblacion de color fundamentalmente.

Y todo esto sin ninguna intencion racista en lo mas minimo, simplemente en aquella epoca en España todavia no estabamos acostumbrados a la riqueza y mezcolanza cultural que tenemos hoy en dia, en aquel momento no puedo negar que recorrer por buena parte de la ciudad donde todo el mundo por las calles era afro-americano, era algo que ninguno de nosotros habia visto muy a menudo hasta entonces, excepto en el cine.

Otros detalles mas lamentables era que buena parte del barrio parecia haber sufrido los efectos devastadores de una guerra nuclear. Manzanas enteras con edificios destruidos o practicamente a punto de desplomarse o simplemente con todas sus ventanas y puertas cegadas.

Segun parece no era dificil comprar alguno de esos edificios por el pirrico precio de 1 dollar! Porque ese precio? Por que nadie los compraba? El problema era que el nuevo dueño tenia que hacerse cargo de todas las obras de reforma, mantenimiento y poner el edificio bajo los minimos de sanidad y seguridad impuestos por el ayuntamiento, y en muchos casos esos gastos eran tan altos que no merecia la pena la inversion de 1 dollar inicial en ellos.

Uno de los puntos de parada del tour estaba al sur de Harlem, en el area puertoriqueña, justo al lado de una pequeña iglesia. Alli tuvimos los tipicos 10 minutos de alivio que se suele dar a las ovejas del rebaño en estos negociados. Y por supuesto nosotros en nuestro afan de turista aventurero decidimos internarnos las profundidades de Harlem, es decir, a penas cruzar una calle mas lejos.

En esos momentos una pobre muchacha se acerco a nosotros, con al intencion de pedirnos algo de dinero, y no os puede caber ninguna duda que los bravos aventureros iniciaron un "mas que rapido regreso" a la seguridad de las cercanias del autobus, que valentia y bravia!

Comentarios